El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel causada por una infección bacteriana.
Es común en la pubertad y está considerada como una respuesta anormal ante niveles normales de la hormona masculina testosterona.
La respuesta de la mayoría de las personas disminuye con el tiempo y el acné tiende a desaparecer o al menos disminuye después de la pubertad; sin embargo, no hay manera de predecir cuánto tiempo tardará en desaparecer completamente y algunos individuos continuarán sufriendo acné durante décadas después. El acné afecta a un gran número de seres humanos en algún momento de su vida.
La forma más común de acné se conoce como acne vulgaris, refiriéndose al acné común. Éste se presenta como una serie de secreciones excesivas de glándulas sebáceas que, combinadas con células muertas de la piel, bloquean el folículo piloso.
Bajo el poro taponado se producen secreciones de grasa que proveen un entorno perfecto para la bacteria epidérmica, que produce una infección en el poro que excretará pus, provocando que el acné se multiplique descontroladamente. En respuesta, la piel se inflama produciendo la lesión visible. La cara, el pecho, la espalda, los hombros y los brazos son las zonas más afectadas.

external image 1290358312.jpg

El acné, además de ser hereditario, puede tener otras causas:
-La actividad hormonal, como los ciclos menstruales en la pubertad.
-Estrés.
-Acumulación de células muertas de la piel.
-Bacterias en los poros.
-Irritación cutánea.

Para el tratamiento del acné se pueden usar una serie de productos que están a la venta, la mayoría no probados científicamente. Los tratamientos exitosos proporcionan pequeñas mejoras entre la primera y la segunda semana y, entonces, el acné disminuye aproximadamente por unos tres meses; después de esto, la mejora comienza a allanarse. Los tratamientos que prometen resultados en dos semanas, son probablemente decepcionantes.

Test Daypo

Para saber más:
Acné